El pasado martes 31 de octubre se emitió en La 2 el 4º episodio de Órbita Laika dedicado a la expedición científica Malaspina. Órbita Laika es una premiada serie de divulgación científica para todos los tipos de público con más de 100 episodios.

Ha sido un lujo y un verdadero placer participar como invitada en este programa para hablar de la contribución de la ilustración científica en este viaje que se puede comparar con las expediciones de Cook, La Pérouse y Humboldt.

La expedición Malaspina fue una expedición científica española que se llevó a cabo entre 1789 y 1794. La expedición, liderada por Alejandro Malaspina y José de Bustamante y Guerra, tenía como objetivo explorar el mundo conocido, realizar estudios científicos y establecer relaciones comerciales con otras potencias.

Los científicos que participaron en la expedición realizaron importantes descubrimientos en las áreas de la botánica, la zoología, la cartografía, la geología, la meteorología… el programa ha contado con varios expertos en las diferentes áreas de la ciencia, como el geólogo Nahúm Méndez, la genetista Helena González, el meteorólogo José Miguel Viñas o Marta Montilla que nos habló de mapas y cartografía, para darnos una pequeña idea de lo fascinante que ha sido este viaje.

Muy bien acompañada por Eduardo Jaénz de Cabezón @edusadeci y por el mismísimo Capitán Malaspina (representado por el genial Ricardo Moure @MoureOrtega) que, como verán, no es muy buen dibujante… he podido aportar mi pequeño granito de arena hablando de la metodología de la ilustración científica.

Los pintores e ilustradores científicos a bordo, como José del Pozo y José Guio entre otros, jugaron un papel fundamental en la expedición Malaspina, ayudando a los científicos a documentar aquello que encontraban a lo largo del viaje.

A través de la observación directa, el registro de medidas, colores y entorno, los pintores de la expedición aportaban sus habilidades artísticas para representar de forma rigurosa los animales, plantas y culturas distantes. De regreso a España, estas imágenes fueron una valiosa fuente de información para los científicos de la época.

Ha sido un gran privilegio poder acompañar nuestra charla con algunas de mis ilustraciones científicas y cuadernos de campo. Aprovechamos para destacar la importancia de la ilustración científica y la infografía, en la época y también en la actualidad, para registrar el arquetipo de las especies o documentar procesos y conceptos científicos no figurativos (como la fotosíntesis o la migración de las aves…).

Las expediciones científicas del siglo XVIII fueron viajes que pusieron en relevancia la sinergia entre Ciencia y Arte, que a día de hoy sigue siendo indispensable para la divulgación del conocimiento humano.

¡¡No pierdas este fascinante episodio!!